Will le da de comer a Maya, su hija de 8 meses. Por un momento pausa y Maya usando sus manos hace el signo de “más”. Will se ríe. “¿Quieres más? ¡Bueno, aquí viene! “. Cuando el tazón está vacío, Will señala y dice “Se acabó. Maya se comió toda la comida. Se acabó todo.” Maya lo mira y sonríe.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       

Los niños desarrollan conceptos y habilidades de matemáticas muy temprano en la vida. Desde el momento en que nacen, los bebés comienzan a construir ideas sobre las matemáticas a través de experiencias cotidianas y, más importante aún, a través de las interacciones con adultos de confianza.  El lenguaje – la forma en que hablamos con los bebés y los niños pequeños sobre ideas de matemáticas, por ejemplo, palabras como más, vacío y lleno – tiene gran importancia.

¡Las matemáticas existen en todas partes!

Usamos un vocabulario de matemáticas básico todo el tiempo, sin darnos cuenta. Por ejemplo, cuando separamos la ropa por color, usamos los conceptos matemáticos de clasificar. Cuando llevamos la cuenta durante un juego y determinamos cuánto se adelanta o atrasa nuestro equipo (número y operaciones), o le damos a alguien direcciones para ir de un lugar a otro (relaciones espaciales), eso es matemáticas. Constantemente usamos palabras de comparación (medición) como grande y pequeño y usamos patrones para explicar el orden de las rutinas y actividades diarias (“Nos lavamos los dientes después del desayuno”). Con nuestros niños, jugamos y cantamos canciones que usan números y cuentas (como “Uno, dos, abrocha mi zapato”).

Incluso sin el apoyo de uno, los bebés y niños pequeños usan conceptos de matemáticas para dar sentido a su mundo. Por ejemplo, los bebés como Maya señalan cuando quieren más comida. El más es uno de los primeros conceptos matemáticos que entienden los niños. Los bebés indican, a menudo de forma dramática, que saben la diferencia entre los adultos conocidos y los desconocidos (clasificando). Los niños pequeños tratan de subirse a cajas de varios tamaños (relaciones espaciales) y decir palabras y frases de cuentos o canciones familiares que utilizan la repetición (patrones).

Podemos lograr que las matemáticas que ocurren en la vida diaria sean visibles para los niños a través de la charla de matemáticas. Cada día tenemos numerosas oportunidades para ayudar a los niños a ampliar su comprensión de los conceptos matemáticos. Entre más hablemos a cerca de las matemáticas, más oportunidades tienen los niños de construir una actitud positiva hacia el aprendizaje de las matemáticas y el aprendizaje en general.

Conceptos básicos de matemáticas

Al conocer los primeros conceptos de matemáticas, uno puede ser más consciente en sus interacciones diarias con los bebés y niños pequeños. Aquí hay cinco conceptos básicos de matemáticas que pueden ser incorporados en las conversaciones diarias con bebés y niños pequeños.

1. Los números y las operaciones: comprender el concepto de números, la cantidad, el orden, las formas de representar los números, la correspondencia de uno a uno (que un objeto corresponde a un número) y el conteo.

2. Figuras geométricas y relaciones espaciales (geometría): identificar y nombrar las figuras geométricas, entender la relación física entre uno mismo y otros objetos y las relaciones entre los objetos.

3. Medidas: tamaño, peso, cantidad, volumen y tiempo.

4. Patrones, relaciones y cambios – reconocer (observar las relaciones que constituyen un patrón) y/o crear repeticiones de objetos, eventos, colores, líneas, texturas y sonidos; entender que las cosas cambian con el tiempo y que el cambio puede ser expresado con un vocabulario matemático. ¡Estos son los componentes básicos del álgebra!

5. Colectar y organizar la información – juntar, clasificar y analizar la información (datos) para ayudar a dar sentido a lo que está pasando en el medio ambiente.

Inténtalo.

Hable de las matemáticas con su hijo de forma habitual. Por ejemplo, el momento de cambiar los pañales, la hora de la comida y del baño, los paseos por el vecindario y las salidas de compras son momentos ideales para contar, identificar figuras geométricas y tamaños, hablar de patrones y describir cómo las cosas son iguales y diferentes.

Haz una lista de palabras y frases de matemáticas. Colócala en el refrigerador o en algún otro lugar a mano para recordarte que debes aprovechar las oportunidades de hablar de matemáticas.

La charla de matemáticas enriquece las experiencias de aprendizaje cotidianas de los bebés y los niños pequeños. Se sorprenderá de lo mucho que saben y pueden aprender. Su charla de matemáticas de hoy puede ayudar a sus hijos a tener éxito en las matemáticas a medida que crecen.

 

Original English Article – Math Talk With Infants and Toddlers

Early Math Collaborative is a part of Erikson institute dedicated to providing math resources and professional development for educators and administrators.

The collaborative recently launched Download format; making resources available for immediately download and printable for everyone.

Enjoy these at-home activities cards  to help children explore numbers, shapes, sorting and more!

At-home activities cards are available in English and Spanish

Did you ever think about the many opportunities to incorporate math into something like an outing to the park or meal time? This resource was designed to be shared with families, but has plenty of excellent ideas for how to incorporate math into everyday routines and outings in your family child care home.  Each idea is connected to a math concept such as number, geometry, spatial sense, or measurement.

Family Note on Finding the Math

Children Chalk