¡Burbujas! ¡Una actividad simple y muy divertida! Haga su propia solución de burbujas casera, mezcla una taza de agua y una cucharada o dos de jabón para lavar platos (Dawn parece ser la opción más popular). Puede agregar un poco de jarabe de maíz o disolver un poco de azúcar en el agua para que las burbujas duren más. Use varitas que tenga o los niños pueden crear unas con limpiapipas o alambre flexible.

 

Objetivo: Los niños experimentarán con la creación de burbujas de diferentes tamaños y observarán el cambio de la solución de burbujas, a las burbujas, a cuando explotan.

 

Es magia!

Algunas de las experiencias más mágicas provienen de los materiales más simples. Saque algunas linternas y vea qué exploraciones mágicas suceden.

 

 

Esta experiencia apoya el desarrollo en varios de los Objetivos de Ciencias del Aprendizaje Temprano.