Bring the mirrors outdoors and enjoy this simple and rewarding activity! During the early years, children are enamored with their own reflections. Providing this opportunity to study themselves, and create art, encompasses many different skill sets for young children.

 

Infants: Infants will enjoy simply looking at themselves in a mirror. Offer a hand mirror on a blanket where they can gaze and practice tummy time!

 

Toddlers: Help toddlers label their own features in the mirror. Encourage them to explore different art materials without concern about the final product. Focus on correctly holding utensils (pencil between fore finger and thumb).

 

Older Toddlers: Encourage older toddlers to recognize simple shapes in their features and transcribe those shapes on their drawing. Encourage correct handling of utensils, and help children write their names.

 

Pre-K: Encourage children to write their names and label their features when finished with their portraits.

 

Have you tried self portraits in your program?  Have a fun activity?  Share it with us info@townsquare.org

We began our exploration by observing the tree, hearing, touching, and smelling the tree. We read a book to learn more about the maple tree and start our tapping exploration.

We were all excited about this inspiring learning activity that brings together science, math, forestry, and taste buds.  

Tapping is done in late winter, early spring when days are above freezing and nights are below freezing. We started by inserting the spile into the tree, finding a spot that receives sunshine, and making sure to remove the bark to get a smooth area to tap. 

Tapping helped us learn of the source of real maple syrup. We realized that the tree has sap “water,” which contains sugar. Trees store this sugar for their food, and trees have a way of transporting the sap.   

Through tapping the maple, children are supported in observing and inquiring about their natural environment.   

We went outside daily to measure how much maple water we had and if the jugs were full to put out new ones– playing around the Maple Tree was a highlight, and some children would stick their fingers under the tap to taste the sap as it oozed from the tree – learning, that sap isn’t the same as syrup. 

Best practice in early childhood education is based on supporting children to understand themselves through the natural world.

In a world that often requires a lot of patience, the kids were excited to finally find their jugs  full to overflowing the following morning.

Once we collected 20 gallons, we boiled the sap!

Finally, after about four days, we had syrup and rewarded our patience with pancakes and syrup.

One of many skills that young children develop is delayed gratification. Tapping and exploring the maple tree sap allows children to see the steps in developing syrup and build their patience skills. 

Debido al brote de Covid-19, tuve que reformular mi política de enfermedades para mi guardería y modificar el manual de padres para que reflejara los nuevos cambios inculcados por el Departamento de Salud del estado y las recomendaciones de los CDC.

La política típica de enfermedades en mi guardería consiste en que los niños sólo regresan 24 horas después del último síntoma. (Fiebre, diarrea, vómitos, gripe, etc.) No siempre se requiere una nota del médico al regresar, siempre y cuando el niño espero 24 horas sin síntomas. Esta política tiene sus defectos. Muchas veces, los niños no se recuperan bien cuando pasan las 24 horas. Enfermedades como el virus estomacal, la faringitis estreptocócica o la gripe se transmiten como un incendio forestal, no sólo entre los niños sino también entre el personal, causando interrupciones inesperadas al programa debido a la falta de personal adecuado en proporción a los niños.

El Covid-19 ha cambiado la forma en que manejamos las políticas de enfermedades y también ha mejorado la forma en que los padres se sienten acerca de evitar que un niño enfermo entre en el programa.

Nuestra nueva política de enfermedades, que se añadió como apéndice a la antigua política, refleja un período de exclusión de 48 horas después del último síntoma de fiebre y/o enfermedad. También se requiere una nota del médico al regresar, en la que se indique que el niño está en buena salud y puede regresar a al programa. Estas medidas por sí solas han reducido sustancialmente las enfermedades que se propagan por todo el centro. He visto menos niños y personal enfermo durante esta época del año en comparación con años anteriores. Por esta razón, he decidido convertir estas políticas permanentes.

¿Ha habido cambios en las políticas de su programa debido a COVID-19? Conéctese con nosotros para compartir los cambios y el impacto en su programa.

This space is used for a gathering area for the kids (or a fort/playhouse).

I went to Menards to look for ways to create a natural play house (since I gave away my two plastic little tykes houses). I originally planned to do an arch hut that I saw on Pinterest using a garden arch but when I saw the prices, I just kept walking. I then came up with the idea of using garden trellis, stakes and bamboo fencing. The garden trellis was an accordion type (pictured below), so it can expand to whatever size you want. I already had the rubber pavers, so decided to make it around those and that’s how I determined my size.

Step 1: Hammer the stakes into the ground. (I purchased 4 foot stakes with the rubber coating so they wouldn’t rust). If your sides are long, you would need a stake for each corner and then a stake for each wall for support.

Step 2: Zip tie the accordion fence to the stakes

Step 3: Zip tie bamboo fence on three sides of the structure.

Step 4: Trim off excess bamboo to the height you want the structure to be.

Step 5: Place garden stakes on top to support the bamboo roof. Make sure to measure the width of your structure to know what size stakes to get. I rested them on top of the accordion fence and zip tied them in place.

Step 6: Lay the bamboo fence on top and zip tie it down.

Tip: Measure your space first so you have an idea of how many materials you will need.

Tip: You will need a lot of zip ties to make it sturdy. I purchased natural colored zip tie.

Tip: I did purchase an outdoor rug to place on top of the rubber pavers. This gave them a little bit cozier area and makes it easier to sweep rocks off of.

La respuesta de un proveedor a las preocupaciones por la re-apertura de las escuelas

Sin exagerar, estamos viviendo en una época extraña y espantosa. Estamos navegando una crisis de salud que la mayoría de nosotros nunca hemos visto anterior. No tenemos ninguna solución correcta, no hay buenas opciones. Por lo tanto, hacemos lo mejor que podemos para nuestras familias, nuestros amigos, nosotros mismos, y como proveedores de cuidado de niños, para las familias que servimos. Con ese espíritu de seguir sirviendo a las familias es como desarrollé un plan para mi programa para el futuro inmediato.

Antes de hablar de los cambios que voy a hacer en mi programa, les quiero platicar un poco sobre mí. Soy una proveedora de cuidado de niños y tengo tres hijos. El mayor tiene 7 años y tiene pensado asistir en persona el segundo grado este otoño… con los dedos cruzados. También tengo un niño de 4 años y otro de 2. Actualmente tengo una licencia para cuidar a 7 niños además de mis propios 3. Mi lista de espera es larga, y no anticipo poder ayudar ni siquiera a la mitad de las familias que me llaman todos los días. El cuidado de niños ha tomado un gran golpe; las vacantes son preciosas, y los padres están preocupados.

Agregando al estrés de los padres está la decisión muy difícil sobre qué hacer con sus hijos de edad escolar en agosto, con varias preguntas. ¿Los mandos de regreso a la escuela y me arriesgo que se enfermen y sufran traumas por las nuevas reglas? ¿Hay algún equilibrio entre el aprendizaje virtual y mi trabajo? ¿Abandono la escuela y opto por la educación en casa? ¿Cómo voy a mantener la orden? ¿Cómo puedo ayudar a mis hijos en su educación, salud, desarrollo social y bienestar emocional? Una vez más, no hay buenas respuestas, sólo una selección de malas opciones entre las que debemos elegir.

A medida que más y más familias me llamaban para preguntarme si podría cuidar a sus hijos de edad escolar a la vez que aprenden de forma virtual, y a la vez que escuchaba a más y más padres compartir sus preocupaciones sobre el trabajo y la escuela en casa (junto con todas las demás cosas que los padres tienen que balancear todos los días), empecé a darme cuenta de que era una situación en la que yo podía ayudar. Durante toda esta pandemia, me he estado preguntando: ¿Qué rol tengo aquí? ¿Cómo puedo usar mis habilidades para ayudar a los demás? ¿Qué puedo hacer para contribuir al cambio? Bueno, aquí estaba. Golpeándome en la cara. Puedo ofrecer un aprendizaje virtual en mi programa. Puedo aliviar a los padres y trabajar con el distrito y los maestros para ayudar a los niños a triunfar este año.

Así que empecé a desarrollar un plan. Soy muy afortunada de tener una asistente maravillosa, así que pude desarrollar una rutina diaria que me permitiría enseñar a los niños de aprendizaje virtual en la mesa (cada uno con su propio dispositivo, siguiendo el plan de aprendizaje de su distrito) a la vez que mi asistente dirige actividades de aprendizaje basadas en el juego en la otra habitación. Puedo ofrecer ayuda personalizada a cada niño mientras ellos navegan por esta nueva forma de aprendizaje en nuestra mini escuela y se comunican con sus maestros para estar seguros de que estamos cumpliendo con el objetivo y enfoque mejor o la asistencia extra que cada niño necesita.
Esto es algo que muchos proveedores podrían hacer para ayudar a las familias que servimos. Puede que no sea la mejor opción para todos. Entiendo eso, no estoy diciendo que todos los proveedores deberían o podrán hacer esto, pero para aquellos de nosotros que podemos, es una gran bendición poder ayudar a aliviar el estrés de los padres en este momento de necesidad.

Como pueden ver, algunas de nuestras actividades todavía están en grupo y nuestros alumnos virtuales todavía pueden jugar afuera, disfrutar de la música y el baile, y participar en cualquier actividad extra que tenemos programada para el día, como una manualidad especial.  El programa de cada día se construirá de manera en que el trabajo escolar virtual no elimine las experiencias especiales y que los alumnos no estén sentados trabajando solos todo el día.

Actualmente tengo 3 niños cuyas familias han decidido no enviar a sus hijos a la escuela en persona en favor del aprendizaje virtual con la Sra. Jessie y, si las cosas no salen como se planeó, voy a incluir a mi hijo mayor en esa lista también. Para mi programa, eso significa proporcionar asistencia para tres diferentes grados/edades, y cuatro diferentes medios de aprendizaje virtual/maestros/experiencias al mismo tiempo.   Suena un poco agitado, pero sé que será gratificante y que el esfuerzo será valioso para los niños y sus padres.

Animo a los proveedores, si esto es algo que podría funcionar en su programa, a que piensen en un plan y determinen si es posible para ustedes.   Este es un compromiso extenso, quizás para todo el año escolar, pero si están dispuestos a aceptar el desafío, puede ser de gran ayuda para los padres de su comunidad.